Título
Magíster en Morfología del Hábitat Humano
Duración
20 meses
Carácter
Presencial / Semiestructurada
Modalidad de egreso
Tesis de Maestría

REQUISITOS DE ADMISIÓN

- Título de Arquitecto, Diseñador Industrial, Diseñador Gráfico, Egresados en Artes Visuales o Disciplinas afines, con una duración no menor a cuatro (4) años. Promedio de Calificación no inferior a siete (7) en escala 0-10 o equivalente en otros sistemas de calificación.

- Conocimiento de idioma inglés a nivel de comprensión de textos técnicos.

- Referencias de dos (2) docentes-investigadores destacados.

- En caso de postulantes que acreditando antecedentes suficientes en su especialidad no cumplan con alguno de los requisitos mencionados, con excepción del título de grado, el Comité Académico de la carrera determinará su admisión.

- Durante el primer año de cursado, el candidato deberá presentar su Plan Individual de Tesis avalado por su director.



FUNDAMENTOS

El desarrollo de las posibilidades del hombre y de las sociedades es cada vez más amplio y complejo por las mayores perspectivas que proporciona el rápido avance tecnológico. Esto trae aparejado el hecho de que la estructura o paisaje del ámbito en el que el hombre realiza y concreta dichas posibilidades, se complejiza cada vez más poblándose de objetos y espacios construidos.

En el contexto económico y cultural actual, nacional y regional, , nuestras ciudades con alta concentración urbana, se conforman de manera extendida y dispersa, con uso irracional de recursos naturales y construidos.

No es la masa de edificaciones más densas la que configura hoy una ciudad, ni el territorio circundante el campo, el medio rural o la naturaleza, sino una prolongación de ese continuo urbano que todo lo alcanza y mediatiza.

La disolución hoy de la frontera entre la ciudad y su entorno rural o natural, ha conformado conurbaciones de gran tamaño y extensión, que inciden sobre los puntos más extremos e inusitados del territorio. Se conforman “continuos – discontinuos” urbanos que se extienden y solapan sin límites precisos a lo largo del territorio siguiendo un orden desordenado, en el que se alternan distintas variantes de trazados, texturas espaciales y tipologías vinculadas con redes e instalaciones. Por otra parte, el complejo urbano instala prácticas que demandan la constante producción de objetos de consumo.

Se plantea así la paradójica existencia de un organismo colectivo que funciona físicamente sin que los individuos que lo componen conozcan su forma global; su metabolismo conduce a su constante expansión. Este modelo de urbanización instalado es cada vez más demandante de espacios, objetos y también exigente en recursos.

Dominados por el paradigma de la incertidumbre; ante una problemática compleja, cual es la del sistema urbano que encierra interrogantes acerca del sentido de lo urbano, es prioritario abordar la problemática de las formas del hábitat como espacios de interacción material, inmaterial, informacional y simbólica.

La forma urbana global, se constituye en una estructura lógica abierta, compleja, de gran escala y extensión, perceptible en largos lapsos de tiempo; escenario en el que se entrecruzan y superponen en el tiempo y espacio, el universo simbólico emergente de la vida social.

Por lo dicho, las lecturas e intervenciones morfológicas a nivel de lo urbano construido, cuyo objeto de análisis es la ciudad, implica interpretar un organismo complejo, mutante y conceptualmente inasible en su totalidad. Las relaciones morfológicas convergen y vinculan diferentes niveles: el medio ambiente, la forma urbana, el tejido, el espacio público, el edificio, los objetos, la gráfica, etc.

En virtud de lo expuesto y desde un enfoque heurístico, se parte de entender las conformaciones espaciales y objetuales del hábitat, como estructuras relacionales en el entorno con aplicaciones sectoriales en el diseño de las formas.

En este marco, el conocimiento morfológico orientado al diseño, implica establecer relaciones entre forma y paisaje, forma y ciudad, forma y arquitectura, forma y objeto, forma e imagen (gráfica y cinética), como así también, abordar relaciones entre las técnicas y procesos productivos, materiales y métodos, normas, control de calidad, atendiendo a resolver proyectos ambientalmente sustentables.

Esto significa considerar las distintas conformaciones humanas como problemáticas para el proyecto, relacionando su forma, disposición en el espacio, tamaño y sus exigencias en recursos y el modo de abastecerlos, con las posibilidades que brinda el territorio local y global como entorno de referencia.

El diseño, en sus diferentes escalas, debe ser la resultante de la conjunción de pautas determinadas por las ciencias que atañen al entorno humano; considerando que éste existe en la medida en que la sociedad lo transforma y lo valora.

En tal sentido la Carrera se propone la formación de profesionales del Diseño, que tengan un enfoque heurístico (relacional) de la problemática de las formas del hábitat, capaces de tomar decisiones en cada una de las escalas de intervención.



OBJETIVOS

Objetivos generales

- Formar recursos humanos, de alto nivel académico - científico, en materia de planteo crítico e intervención, orientado a la problemática de la morfología del hábitat, en un entorno urbano caracterizado, en sus diferentes escalas.

- Formar docentes - investigadores en el campo disciplinar, en universidades e instituciones afines, capaces de vincular la investigación con la docencia de manera integral y multidimensional.

- Formar profesionales capaces de participar interdisciplinariamente en actividades ligadas con el estudio de la morfología, derivada de las distintas manifestaciones del habitar vinculadas con el diseño, que se realizan en organizaciones gubernamentales, de la sociedad civil y del sector empresarial.


Objetivos particulares

- Promover reflexiones sobre las teorías vigentes y en desarrollo para sustentar y orientar un enfoque, atendiendo a componer el problema, en diferentes escalas y relaciones, entre forma y contexto.

- Profundizar, en los graduados en Arquitectura, Diseño Industrial y Diseño Gráfico, Artes Plásticas y disciplinas afines la formación disciplinar orientada específicamente a los estudios de las relaciones morfológicas significativas en el hábitat.

- Brindar a los graduados de Diseño, Arquitectura, Artes Plásticas y disciplinas afines una formación, capaz de enfocar y componer una problemática en su campo disciplinar con orientación integradora de otras disciplinas relacionadas con las claves programáticas de su tarea específica.

- Formar profesionales capaces de vincular la teoría y la práctica en el campo de estudio y generar proyectos que giren alrededor de la producción del hábitat en un contexto caracterizado, con el fin de responder a las necesidades emergentes de la sociedad en la actualidad.



PERFIL DEL EGRESADO

El egresado debe demostrar que es capaz de:

Comprender y aplicar las aproximaciones teóricas y metodológicas más significativas para el estudio de las formas del hábitat, entendidas y operadas desde un pensamiento crítico y proyectual especializado.

Elaborar programas y proyectos de investigación, de desarrollo e innovación tecnológica vinculados con la problemática contemporánea y prospectiva del habitar humano.

Diseñar, formular y ejecutar programas concretos de intervención morfológica específica de los urbanistas, arquitectos, diseñadores, artistas, etc., en un contexto caracterizado, en lo relativo a modos de significar la identidad del espacio público.



ESTRUCTURA ACADÉMICA

Según los alcances y fundamentos de la carrera, su estructura conceptual se organiza según dos ejes, heurístico y morfológico, que representan al enfoque y campo de estudio respectivamente.

El eje heurístico se refiere al enfoque interdisciplinario, sobre la problemática de las "conformaciones" entendiéndolas como estructuras relacionales en un entorno caracterizado; y el eje morfológico, disciplinar, relativo al campo de estudio.

El enfoque heurístico sobre el campo de estudio de la Maestría implica un posicionamiento capaz de plantear la problemática del habitar, en términos superadores de la lógica abstracta determinista.

El pensamiento determinista consideraba el planteo de soluciones tipificadas, sin planteos problemáticos diferenciados, previo a la búsqueda de soluciones.

Se trata de un pensamiento basado en el estudio de las relaciones para componer estructuras y conexiones a partir de la problematización como estructura preliminar del conocimiento.

En la intersección de los dos ejes, se sitúan los cuatros talleres, que se fundamentan en la búsqueda de una lógica relacional entre el enfoque y las problemáticas puestas en juego. Es donde se establecen conexiones con los contenidos de las materias y seminarios desarrollados en cada ciclo.

A su vez, el programa plantea un esquema temporal que es atravesado por la estructura eurística-morfológica.

En el primer ciclo: pensamiento crítico, se brindaran conocimientos teórico prácticos y herramientas metodológicas que permitan al alumno un posicionamiento crítico y enfoque relacional abarcativo de la problemática del hábitat.

En el segundo ciclo: pensamiento proyectual, se desarrollarán conocimientos específicos del campo de estudio de las formas del hábitat en sus diferentes escalas y lógica del proyecto.

Desde el inicio y durante el transcurso de los dos ciclos se desarrollan los talleres; ámbitos en los que se realizan las investigaciones conducentes a la elaboración de una tesis de carácter individual.




ACTIVIDADES ACADÉMICAS